Consumo local: Una alternativa para la crisis económica

Posted By: Arqueles Estrada On:


El consumo local no sólo te beneficia a ti, en realidad ayudas a muchos otros mexicanos.

Por. Anita Medina

Imagina que el día de hoy, todos los habitantes de tu colonia se organizan y deciden hacer tres acciones muy simples: comprar en el mercado rodante todas las hortalizas, comprar este semestre zapatos hechos en León, Guanajuato, y comprar el pan de todos los días en la panadería de la esquina.

Parece un acto muy simple. Ahora imagina que en tu colonia viven mil personas. Entonces, si todas las personas consumen productos de la panadería de la esquina, esa compra representará, para el panadero, un ingreso mensual que se traduce en los gastos hechos en materia prima para seguir produciendo; pero no sólo eso, también apoyará de manera notoria en la mejora de su patrimonio, la educación de sus hijos y su calidad de vida.

Pero ahí no acaba la cosa. Si el panadero consume, al igual que los vecinos de la colonia, productos de la recaudería, seguramente los comerciantes locales elevarán también su nivel de vida.

Además, ya entrados en ambiente, si ellos también deciden comprar en el barrio y aprovechar la ropería, el servicio dental, la farmacia, la tienda de abarrotes y la pizzería de la colonia, el resultado será una mejora de la calidad de vida para todos los vecinos, quienes apostaron por los pequeños comercios, en lugar de dejar su dinero en las grandes cadenas comerciales de supermercados extranjeros.

Para entender este proceso simple, definamos lo que es el consumo local.  No es otra cosa que una economía basada en la compra y consumo de aquello que se produce en la localidad a la que pertenecemos.

Así lo define uno de los pioneros en el área de la economía local: E. F. Schumacher, quien trabajó como Chief Economic Advisor,  para la National Coal Board de Gran Bretaña durante dos décadas.

Sus ideas se volvieron bien conocidas en la mayor parte del mundo angloparlante durante la década de los setenta. También fue reconocido por sus críticas a los sistemas económicos de Occidente. Este científico social sentó las bases y definió la importancias del consumo local.

Los sistemas de consumo local son una alternativa a los modelos de corporaciones globales donde los productores y los consumidores están separados por una cadena de procesadores/manufactureros, intermediarios y especuladores. Con el incremento en la escala de los sistemas industriales de alimentos, el control de la calidad se encuentra en mayor medida en manos de los mediadores, mientras que el consumo local desarrolla estas relaciones y retrae el control de calidad, entre el consumidor y el productor.

De acuerdo a los conceptos desarrollados por Ford Miles, El desarrollo de sistemas de alimentación locales tiene beneficios no sólo medioambientales, sino también sociales y económicos a través de la mejora en las relaciones sociales locales. Comprar y producir localmente implementa responsabilidad. La distancia reduce la responsabilidad.

Te exhortamos a que consumas de manera local, porque no solamente estas activando la economía de la zona donde vives, también generas una cultura de aprecio por el esfuerzo de la comunidad, y evitas el detrimento de la calidad en los productos. No necesitas intermediarios, y una gran corporación no te garantiza un gran producto o servicio, pero si es seguro que tanto tú como el señor de la tiendita de la esquina, no tendrán una mejor economía si tu acudes a un supermercado cada vez que necesitas comprar algo.


Play Cover Track Title
Track Authors