Días Nórdicos: Concierto en la Cineteca Nacional

Posted By: desarrollo@animala.mx On:


La Cineteca Nacional fue el escenario para promover y conocer las nuevas propuestas musicales del mercado nórdico independiente.

Por Oscar Sánchez
@El_Voice

La tarde coincidió con la temática del Festival, pareciera que las nubes y el frío tampoco querían perderse la música de confección escandinava. El público elegía un lugar cómodo para disfrutar el concierto, los  ingenieros afinaban los últimos detalles de sonido y los músicos embozaban sonrisas nerviosas; era la emoción de tocar en un lugar lejano y con gente distinta a la acostumbrada.

Así comenzaba la última jornada musical de Días Nórdicos. Festival de cultural nórdica en España y América Latina. México fue la parada final de este tour y la Cineteca Nacional fue testigo de ello. Resistencia Modulada estuvo presente en este episodio melódico y recogimos algunas impresiones de la fiesta.

Después de pisar escenarios en Chile, Argentina y Brasil la expectativa era enorme, así lo declararon para nuestros micrófonos los artistas Lydmor (Dinamarca), Miikka Koivisto (Finlandia) y Alice Boman (Suecia). Sus tocadas anteriores tuvieron una enorme aceptación y por supuesto la pasión del público latinoamericano los dejó sorprendidos, pero aún les faltaba conocer a los espectadores mexicanos y eso incrementaba su inquietud.

Lydmor-2015

El primer acto estuvo a cargo del noruego Pål Moddi Knutsen, mejor conocido en la escena musical como Moddi. Guitarra en mano y acompañado de un violonchelo y una trompeta, su participación acústica nos transportó a esos paisajes gélidos y fantásticos de Noruega.

Un folk romántico y melancólico acentuaba con el frío que comenzaba a sentirse, el público, sin titubear, aplaudía a manera de agradecimiento. Moddi condujo su actuación en medio del humor y la sencillez. Para cerrar su participación, el noruego ofreció un mensaje de paz ante lo terribles hechos ocurridos en París y expuso que un grupo terrorista no representa al mundo islámico, invitó a los asistentes a no ser indiferentes ante estos hechos y dedicó la melodía Oh my father, I am Joseph from the bottom of the well, basada en un pasaje bíblico, a las victimas de la violencia mundial.

La gente se acomodaba para continuar disfrutando del show y Alice Boman pisaba el escenario. Sus acrobacias vocales comenzaban a llamar la atención de los que no sabían nada del concierto, de ella y por supuesto de su música. Temas de su EP Skisser –que en sueco significa sketches– y otros como Over erizaban la piel, un jazz suave envolvía por completo el Foro al Aire Libre de la Cineteca, la gente ya no se preguntaba quién era esa chica, sólo se dedicaba a cerrar los ojos y disfrutar de su hipnótico talento, sin dejar de mover suevamente la cabeza.

Alice_Boman_Lowres_photo-JesperBerg_4697-640x427

Alice no dejó de expresar lo contenta que se sentía al compartir su música ante un público nuevo y tan cálido como el que ha encontrado tras su paso por América Latina. En medio de los aplausos y chiflidos, Alice Boman abandonó el escenario. El cielo ya no era tan claro, poco a poco las luces multicolor y los efectos del frío se sentían en la piel, era necesario algo para elevar la temperatura, las bebidas calientes eran la mejor opción.

Alrededor de las 18:20 hrs. Julia Ringdahl, Ellen Petersson y Liam Amner ponían un punto y a parte a los ritmos nostálgicos. Adiós a las texturas melancólicas, hola a Hey Elbow, quienes no dudaron en enseñar su propuesta particular e inquietante de sonidos pop, impregnados de distorsión, libertad y ruido.

El público recibió con gritos su propuesta, la improvisación sonora de la agrupación sueca eran ya una realidad. Los bombos y platillos marcaban la pauta, la trompeta secundaba la intención y la guitarra eléctrica junto a la voz cerraba con broche de oro su primera presentación en México. Era turno de la llamada “Madre del Sonido”, Lydmor; quien ha conquistado público en Europa, Asia y como lo declaró en un principio, estaba emocionada por mostrar su música al público mexicano.

Hey-Elbow

Un par de sintetizadores y su presencia fue lo único que la danesa necesitó para literalmente poner a bailar a los asistentes. Esto sucedió después de algunos temas como Electric Mistress  y Lamppost Light; Lydmor bajó del escenario para levantar de la mano a cada uno de los presentes. Emocionada y con la cara pintada de alegría, Jenny Rossande –nombre real de la cantante y productora-, agradeció al público y cerró su participación dedicando una de sus piezas más representativas I Love You.  

Después de esa muestra de afecto, cualquier cosa podría pasar. El público completamente de pie esperaba cerrar una jornada musical con el cuerpo liberado del clima y produciendo el calor que sólo el baile sabe dar. Después de un breve pero incómodo desperfecto técnico, hizo su aparición el trío finlandés Hisser; quien no dudó en continuar lo que Lydmor había desencadenado, el frenesí de movimiento y de fiesta.

Sus mezclas y sampleos acabaron con la noche fría, gracias a los sonidos del sintetizador y a los elegantes matices vocales, las condiciones climáticas ya no importaban. Temas como Shifter, Halfling y Alienhood vieron la luz por primera vez en este país y el público aceptó su llamado al baile. Así transcurrió la última jornada de actividades escénicas de Días Nórdicos. Festival de cultural nórdica en España y América Latina. Un fiesta plagada de multiculturalismo, intercambio y experiencias.

hisser

La gente agradeció la participación de cada uno de los artistas y ofreció sus aplausos sinceros desde el principio y hasta el final, llevándose la satisfacción de conocer nuevas propuesta sonoras provenientes de aquellas tierras vikingas.


Play Cover Track Title
Track Authors