Fascinoma 2017, el camino aún no termina

Posted By: Ricardo Pineda On:


Por Ricardo Pineda e Iván Toledo
Fotos por Iván Toledo

Día 1.

Las intenciones del festival llegaron más allá de lo planeado. Por dos noches, @Fascinoma amplió los discursos musicales en la Ciudad de México con la participación de proyectos de talla global. Tomar un respiro de la escena local se ha vuelto necesario para ubicarnos dentro del posicionamiento cultural que la música electrónica ha logrado estos años en el territorio nacional. Un gran campo de acción y creatividad está posicionándose a nuestro alrededor y Fascinoma le otorgó de un acento particular.

Entre géneros del bass, house, techno, breakbeat, hip hop, jungle, footwork, grime y caribeños, los vinilos y reproductores encendieron las pistas de baile con una selección musical muy particular. La ciudad y la demanda cultural crecen a grandes pasos, por ello el festival ha formado nodos alternativos a la escena mediática. Dentro de las dos jornadas del festival aventurados sonidos y una esencia fraternal, particular de Fascinoma, abundó dentro de cada sede.

El lineup se enfocó en otorgar una experiencia singular por día, la primera noche se matizó de un aire urbano y duro. TRR, Maria W. Horn, A Made Up Sound, Loefah y DJ FIASCO, tomaron la batuta para resonar los cuerpos a diferentes velocidades y estilos.

TRR, miembro del crew Dance Your Name, abrió el festival con un set cadencioso y propicio para calentar nuestros oídos. Maria W. Horn tomó su turno y le dio un giro a la noche, un show audiovisual experimental y muy inmersivo suspendió el tiempo a cada paso que su set avanzó.

Ahora tocaba el set de A Made Up Sound, que con poderosos beats invadió a los presentes. En particular, ese acto contuvo una serie de ritmos y texturas que diversifican la puesta en escena del dj. Los minutos volaron al igual que las canciones.

Ya con la pista encendida, Loefah se encargó de resonar cada centímetro de nuestro cuerpo. El audio y la curaduría musical de este productor, propicio una experiencia única. En este tipo de actos, Fascinoma se saca un diez, ya que no todos los días contamos con la suma de factores que propicien vivencias acústicas de tal magnitud.

Día 2

Para el segundo día, la jornada prometía una ausencia de tregua, ya que el nuevo formato tras la reconfiguración del festival tenía un formato sin fisuras, amarrado y sumamente delicioso en su propuesta, con techno de alto calibre y frecuencias de menos a más.

Tras un retraso considerable y problemas en el sonido, Fascinoma pudo arrancar con un set interrumpido sonidero a cargo de Carlos Icaza, para después dar paso al programa interminable de uno de los más íntimos y bailosos fines de semana de cara al cierre de 2017.

El joven Baltra recetó sensualidad techno a la que la mayoría no se pudo resistir. Siguió una dupla de veteranos que fue sin duda la mejor parte de todo Fascinoma: Sassy J, con un colmillo como pocos para darnos un viaje psicodélico y agradable de altos vuelos, para posteriormente dar paso a ese monstruo del hip hop llamado Peanut Butter Wolf, quien hizo lo que quiso con clásicos de siempre como “Everybody loves the sunshine” de Roy Ayers, pasando por tracks potentes de Sister Nancy, NxWorries, A Tribe Called Quest, Madvillain, Pharcyde o el mismo Dilla. Maestro.

El frío calaba duro pero el ánimo subía de forma inversamente proporcional. Djrum inauguró la recta final (larga) de la jornada, mediante sonoridades densas, oscuras pero efectivas también en la pista. En tanto, Call Super lo relevó para ir cerrando de forma apoteótica y compensar a la pequeña concurrencia que no paraba de bailar.

El broche de oro corrió a cargo de Etapp Kyle y su pericia para sacar hasta la última gota de baile, ante una audiencia entusiasta, pequeña aunque confiada en que el próximo año será aún mejor, que vale la pena hacer las cosas pese a los embates y que la disposición es parte esencial para convertir la diversión y la fiesta en resistencia social.

 


Play Cover Track Title
Track Authors