La banda sonora de una generación: música de 1968

Posted By: desarrollo@animala.mx On:


¿Qué recuerdas del año 1968?, ¿qué sabes?, y sobre todo: ¿qué has escuchado?

Por Oscar Sánchez

Una vez más es momento de recordar el 2 de octubre de 1968, se cumple otro año de las atrocidades cometidas por el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, un hombre que ejerció el poder al más puro estilo cacique; pues lo mismo le daba cerrar periódicos, despedir impunemente a empleados del sector salud, que prohibir actos de rebeldía -propios de la década de los años sesenta-, como escuchar y ejecutar música rock and roll.

Ya han pasado 47 años de ese fatídico y aciago día, una jornada en donde una generación de chavos  – como tú o como yo – fuera emboscada con severidad por la milicia en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco.

“La lucha nunca termina”, “prohibido prohibir: el pueblo”, “maestros sí, granaderos no”, “libros sí, cárcel no”, “somos los agitadores sigue el ritmo ra ra rá”, éstas y muchas otras consignas eran coreadas por aquellos jóvenes, sus gritos seguían el ritmo consciente de las rolas que escuchaban, ésas que seguramente alguien conocido o tú han tarareado.

Oscar Chávez, un novicio en aquellos años, entonaba a todo pulmón algunas rolas de la revolución y de protesta. La explanada de Ciudad Universitaria y la Plaza Roja de Zacatenco eran testigos de los primeros conciertos masivos.

Las canciones hablaban de libertad y justicia, como El corrido zapatista, Corrido 30 30, La mina, Román Castillo y algunos versos de La Llorona.

Radio Universidad tuvo un papel destacado durante los meses de resistencia. Por ejemplo, para iniciar su noticiero, El Consejo Nacional de Huelga utilizaba el tema Me gustan los estudiantes de la chilena Violeta Parra y otras del folclor latinoamericano, como A desalambrar del uruguayo Daniel Viglietti.

Mientras el gobierno se ufanaba de la democracia, los jóvenes encontraron en la música una plataforma creativa para burlarse del sistema. Uno de ellos fue Ismael Colmenares, Maylo para la banda; que junto a una brigada musical fundó Los Nakos. De ellos surge una canción que ha sido entonada por generaciones, La Balada del granadero.

El escenario sonoro de México en 1968 no puede estar completo sin la música de los Beatles que para este periodo de la historia ya eran una banda consolidada. Hey Jude, que vio la luz en agosto de este mismo año comparte espacio en este play list.  

Las estaciones radiofónicas comerciales de la ciudad trataban de integrarse al ritmo vertiginoso que generaba el rock gabacho y británico. Radio Capital promovía éxitos como Sky Pilot de Erick Burdon & The Animals y otras melodías de corte folk rock como Mrs. Robinson de Simon & Garfunkel, cuyo tema formó parte de la banda sonora de la película El graduado, protagonizada por un puberto Dustin Hoffman.

Gustavo Díaz Ordaz ejerció el poder en una etapa de la historia en donde los jóvenes despertaron al mundo, un etapa donde el cambio social tenía que suceder. La momiza representada por el gobierno y otros sectores, no entendió el despabilamiento sexual, social y democrático que la chaviza necesitaba para encontrar un camino hacía el futuro, su futuro. La banda sonora de este tiempo fue interpretada por agrupaciones históricas como The Who, Janis Joplin, Jimi Hendrix, Rolling Stones y The Doors.

Y otros tantos músicos nacionales dieron identidad al rock mexicano, ya no eran los muchachitos de familia portándose mal, que besaban de piquito a sus novias. Eran los Dug Dugs, Three Souls in my Mind, Javier Bátiz y un largo y nutrido etcétera; jóvenes que pretendían dar vuelta a la tuerca y cambiar el ritmo de hacer política en México.

Quizá por eso valga la pena hacer memoria y recordar el 2 de octubre, apretar los dientes, dar fuerza a las neuronas y continuar.


Play Cover Track Title
Track Authors