Narcocultura y crimen organizado: dos caras de una misma moneda

Posted By: Arqueles Estrada On:


Sangre y balazos adornados con cadenas de oro y música de banda

Por Arqueles Estrada

En Resistencia Modulada discutiremos sobre las prácticas sociales y las formas simbólicas emergidas a partir del narco y su contexto de violencia, poder, fuerza y economía. La respuesta del gobierno a la narcocultura es la llamada Guerra contra el crimen organizado. Pero, ¿cómo es que este problema social y político se refleja en nuestro sistema gubernamental, y más aún, en nuestra vida diaria?

469085602_af1e4a307d_zEl fenómeno de la narcocultura se encuentra en muchos lugares distintos. Existe la veneración a figuras de bandidos y delincuentes seudo santificados, como el caso de Jesús Malverde. Los famosos Tigres del Norte fueron pioneros en el género musical de los narcocorridos, y abrieron el camino para la música del Movimiento Alterado. Incluso se han generado muchas series de televisión cuyo hilo conductor es la problemática del narcotráfico, desde El Señor de los Cielos y  El Cartel de los Sapos, hasta Breaking Bad.

¿Qué es entonces la narcocultura? Generalmente las subculturas existen de manera periférica frente a aquello que conocemos como cultura dominante. Sin embargo, en el caso del estilo de vida del narco, éste se ha integrado de forma progresiva en las prácticas comunes del ciudadano mexicano. Los niños juegan al narco en el recreo, desean poder convertirse en capos algún día, la gente pretende vestirse y vivir como los magnates de este gremio.

14555769002_440d0b680f_zUsar prendas y automóviles exagerados, beber licores carísimos, usar un vocabulario particular, consumir estupefacientes, etc., son algunas de las prácticas que los “parientes” llevan a cabo para sentirse identificados con esta subcultura que, en realidad, no se mantiene en la periferia del orden social de México. La vida cotidiana del mexicano tiene las marcas del dinero, las drogas, el poder, la muerte y la violencia, y todo esto forma parte de su rutina, e incluso desea convertirse en parte del movimiento.

En términos sociopolíticos, el valor transgresor de la narcocultura es también una respuesta a las condiciones de pobreza e inestabilidad en las que se encuentran muchas regiones del país. Ocurre que el gobierno -local, estatal y federal- hace la vista gorda ante las necesidades de la gente, y al contrario de esto, muchos de los grandes jefes del crimen organizado atienden a sus comunidades, ofreciéndoles vías de traslado y comunicación, alumbrado en las calles, seguridad, etc. El narco transgrede el orden social previamente definido por el mismo gobierno, genera oportunidades de trabajo con sueldos altísimos y una cultura económica distinta en regiones muy pobres. De esta manera atrae a cada vez más personas entre sus filas.

21532811020_ef6ce53f39_zEl narco puede transgredir el orden social mediante la solución de problemas que son responsabilidad del Estado, pero también lo hace con la marca de la violencia. Las narcomantas, las rentas de piso, los sistemas de extorsión y secuestro, el uso ilegal de uniformes de fuerzas de seguridad, los cuerpos mutilados, la sangre inocente derramada día con día en todo el territorio nacional, son tan sólo algunas de las formas en que esta subcultura sobresale y se distingue de cualquier otro hecho social y político.

La resistencia de la narcocultura es un arma de doble filo. Ha sabido crecer como una forma de expresión social, que sigue generando un amplio espectro de convocatoria con base en la moda, la música y la promesa del desenfrenado estilo de vida de los jefes de jefes. Pero a su vez, es una señal de decadencia de la sociedad en México, pues observamos el alto grado de violencia que nos rodea como algo normal, y desarrollamos aspiraciones e imágenes de éxito con base en la vida de gente como Caro Quintero y Pablo Escobar, o más recientemente El Chapo.

22725253189_2242b95352_oNecesitamos conocer mejor el contexto de la narcocultura, informarnos sobre la desconexión que existe entre la realidad violenta en que vivimos y el aplauso a los personajes que protegidos por la brutalidad y el miedo hacen de las suyas con el país. Finalmente, la cultura del narco es un reflejo más del México actual, y es sumamente importante que sepamos sus orígenes y características para tener herramientas y soluciones que en verdad cambien nuestra situación nacional.


Play Cover Track Title
Track Authors